Cocemfe Ciudad Real

Noticias

 

 

España consigue 48 medallas en el Campeonato de Europa de Natación de Eindhoven

Consigue el cuarto puesto

 

La delegación española conquistó 48 medallas (15 de oro, 19 de plata y 14 de bronce) durante el Campeonato de Europa de Natación Paralímpica, celebrado en Eindhoven (Holanda) entre el 3 y el 10 de agosto. Con cuatro oros (Teresa Perales, Sarai Gascón, Déborah Font y Miguel Luque), una plata (Marta Gómez) y tres bronces (David Levecq y los equipos masculino y femenino de relevos 4x100 estilos) en la última jornada, España concluyó el torneo como cuarta potencia continental.


Según informa el Comité Paralímpico Español, Teresa Perales (S5) fue nuevamente la deportista más laureada de la expedición nacional, con cuatro medallas de oro (50 y 100 metros libre, 50 espalda y relevos 4x50 libre mixto) y tres de plata (200 estilos, 50 mariposa y relevos 4x100 libre). La zaragozana, que no compitió en el Mundial de 2013 por una enfermedad de última hora, demuestra en su reaparición internacional que no ha perdido la forma que le permitió lograr seis metales en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012.


Por detrás de ella finalizó el vigués Sebastián Rodríguez (S5) quien, a sus 57 años, asombró al público holandés subiendo al podio en seis ocasiones para recibir tres oros en 50 y 100 metros libre y en relevos 4x50 libre mixto, más tres platas en 200 libre, relevos 4x50 libre y relevos 4x50 estilos.


Seis metales ganó también Sarai Gascón (S9), la nadadora de 21 años que entrena en el CAR de Sant Cugat. Gascón regresa de Eindhoven con dos oros (50 libre y 100 mariposa) y dos bronces individuales (100 libre y 200 estilos), más una plata y un bronce en relevos 4X100 libre y 4x100 estilos, respectivamente. Además, la deportista de Tarrasa igualó el récord del mundo y estableció una nueva plusmarca europea en los 50 metros libre (29”04).


Con cinco medallas concluyó la participación de otro de los españoles habituales en los podios internacionales, el donostiarra Richard Oribe (S4). En sus tres pruebas individuales consiguió un oro (50 metros libre), una plata (200 libre) y un bronce (100 libre), y también formó parte de los equipos de relevos de 4x50 libre mixto y masculino, que obtuvieron un oro y una plata.


Entre los deportistas con discapacidad visual, la mejor actuación corrió a cargo de la tarraconense Déborah Font, cuyos resultados no se han visto afectados por su cambio de la clase S12 a la S13. Esta completa nadadora se colgó el oro en los 400 metros libre, la plata en los 100 braza y los 200 estilos, y el bronce en los 100 libre.


Con similar botín finalizó el valenciano José Antonio Marí (S9), que también se prepara en el CAR de Sant Cugat: un oro en 50 libre, dos platas en 100 libre y 4x50 estilos, y un bronce en 4x100 estilos. Su compañero de entrenamientos, Miguel Luque, se proclamó campeón de Europa en 100 braza SB3 y subcampeón en 150 estilos SM4 y en 4x50 estilos.


Dos nadadores tinerfeños subieron a lo más alto del podio en Holanda. Michelle Alonso (SB14) lo hizo en 100 braza, su prueba favorita, en la que batió su propio récord del mundo en más de un segundo, hasta dejarlo en 1’15”83. Israel Oliver (S11), por su parte, ganó en 200 estilos y fue segundo en 100 braza.


También conquistó un oro y una plata el valenciano Ricardo Ten (S5), en 100 braza SB4 y 4x50 libre, en tanto que la barcelonesa Julia Castelló (S6) se hizo con un metal de cada color: oro en 4x50 libre mixto, plata en 100 espalda y bronce en 4x100 estilos.


El jienense Miguel Ángel Martínez (S3) se adjudicó cuatro medallas de plata (50 espalda, 100 y 200 metros libre, y 4x50 estilos) y una de bronce (50 libre), y el valenciano David Levecq (S10) logró una de plata (100 mariposa) y tres de bronce (50 y 100 libre, y 4x100 estilos).


Mención especial merecen los tres jóvenes nadadores del Equipo AXA de Promesas Paralímpicas de Natación, que realizaron un gran Europeo. Nuria Marquès (S9), de 15 años, fue la más premiada, con una plata (4x100 libre) y tres bronces (100 braza, 400 libre y 4x100 estilos). Óscar Salguero (S8), también de 15, ganó la plata en 100 braza y el bronce en 4x100 estilos, mientras que María Delgado (S12), de 16, consiguió dos terceros puestos en 100 mariposa y 200 estilos.


La extremeña Isabel Hernández (S10) obtuvo dos medallas con los equipos femeninos de hasta 34 puntos: la plata en 4x100 libre y el bronce en 4x100 estilos. Con una plata regresan la sevillana Marta Gómez (400 metros libre S13) y el barcelonés Jordi Gordillo (4x50 libre), y con un bronce otros dos barceloneses, Carla Casals (100 braza S12) y Antoni Ponce (4x100 estilos).


Los 23 miembros del equipo español se repartieron en total 48 metales (15 oros, 19 platas y 14 bronces) y concluyeron el campeonato como la cuarta potencia europea, muy por encima de países como Alemania (24 medallas), Italia (19) o Francia (7). Ucrania encabezó el medallero final, con 94 preseas (37, 29 y 28), seguida por Rusia, con 95 (34, 32 y 29) y Gran Bretaña, con 76 (30, 27 y 16).


En la natación paralímpica, los participantes se dividen en catorce clases, en función de su tipo y grado de discapacidad. Diez de ellas engloban a los deportistas con parálisis cerebral y discapacidad física (desde la S1 para los más afectados hasta la S10 para los más leves), mientras que otras tres agrupan a nadadores ciegos totales (S11) o con discapacidad visual (S12 y S13). La S14 se reserva para los nadadores con discapacidad intelectuales.

 

78 discapacitados desvienden el Sella

Emoción, inclusión, competición y, sobre todo, buen ambiente han sido los principales ingredientes del XXI Descenso del Sella Adaptado, que el pasado fin de semana tuvo lugar en tierras asturianas. Una esperada prueba, organizada por  la Federación de Deportes para Personas con Discapacidad Física del Principado de Asturias (Fedema), en la que han participado 78 embarcaciones divididas en dos categorías: la A, que agrupa a los deportistas con lesiones más leves; y la B, con deportistas en silla de ruedas, especialmente lesionados medulares.


Según informa la Fundación También, además, estuvieron acompañados de otros tantos piragüistas, familiares, amigos o compañeros. Un número de palistas que ha supuesto un nuevo récord de participación en una prueba en la que cada año se reúnen más deportistas con discapacidad.


El domingo, las condiciones para el descenso fueron buenas a pesar de la intensa lluvia que cayó el sábado y que hizo que el río llevara mayor caudal que en días precedentes. A pesar de ello no hubo puntos de excesiva dificultad y todos los participantes pudieron disfrutar de los primeros once kilómetros no competitivos que unen Arriondas y Llovio.

 

Por supuesto, hubo tiempo para el avituallamiento, ya que a la altura de Llordón se realizó una parada técnica en la que todos repusieron fuerzas. Tras el descanso, sonaban las tradicionales gaitas y se daba el chupinazo de salida a los 5 kilómetros de competición que quedaban hasta el puente de FEVE en la localidad de Llovio (Ribadesella). A partir de ahí no hubo relax, todos palearon fuerte para conseguir los mejores tiempos.


En esta ocasión, la ausencia de Jonás García, vencedor de las últimas ediciones, llevó a lo más alto del pódium en categoría mixta A K2 a Ernesto Fernández González, acompañado de Rodrigo Hortal  que completaron el recorrido en casi 23 minutos. Pocos segundos más tarde entraban José Andrés Blanco Sánchez, acompañado por Pablo Díaz y en tercera posición Adrián Martínez, segundo el año pasado, junto a Manuel Viedma, de la Fundación También. En categoría BK2, el triunfo fue para Evilio Alonso Solar y Francisco Javier Sordo, seguidos de Pedro González y José Carlos Rubiera, y de Lázaro Rodríguez y Rodrigo Hortal, palistas de la Fundación También.


La entrega de trofeos y la comida de hermandad, que se celebró en el polideportivo municipal de Arriondas, pusieron broche de oro a la prueba y a un intenso fin de semana donde más de un centenar de beneficiaros de la Fundación También han podido disfrutar del deporte, del ocio, del turismo y la gastronomía en tierras asturianas. Una actividad que la Fundación También viene realizando desde hace catorce años seguidos y que en esta ocasión ha sido posible gracias al apoyo de Fundación Telefónica y sus doce voluntarios que dieron, en todo momento, lo mejor de sí demostrando que la inclusión se escribe con mayúsculas.

Subcategorías